Noviciado

El noviciado es un período fundamental de la formación; su fin principal es ayudar a las novicias para que en integridad de vida, practiquen las exigencias esenciales de la vida religiosa, principalmente los consejos evangélicos que las llevarán a conseguir la caridad perfecta.

En que consiste

1. Por tanto, según las enseñanzas del Evangelio y de acuerdo con nuestro espíritu josefino, esta formación debe orientarse especialmente a que las novicias aprendan a buscar ante todo el Reino de Dios, siguiendo el ejemplo de Cristo en la práctica de la sencillez, la humildad, el celo, la oración, la unión con Dios en medio de sus actividades, respondiendo con docilidad a las inspiraciones del Espíritu Santo. Asimismo a que se ejerciten en la práctica de la caridad cristiana, aceptando a sus hermanas como son y teniendo una servicialidad sincera y abierta. La maestra de novicias no solamente es la promotora de esta formación, sino el medio de unión y caridad fraterna de todas las novicias.

El noviciado exige el estudio y meditación de la Sagrada Escritura, una esmerada educación en la vida litúrgica; y una formación teológica, doctrinal y práctica, que inicie a la novicia en la espiritualidad propia de la Congregación. La formación que se da en esta etapa debe preparar a las novicias para las condiciones de vida y la naturaleza de las actividades y trabajos que ejercitarán en el futuro.

3.jpeg
1.jpeg
2.jpeg